Una historia de Motivación en Ventas

Hace algunos años, durante mis primeras etapas de relación con el mundo de las Ventas, llegó el momento de mi ascenso al cargo se Supervisor de Ventas, donde heredé un equipo de Vendedores quejosos, que lo único que pretendían era “vender poco y ganar mucho”, porque habían perdido su motivación en ventas. 

Quizás este comentario le pueda sonar a conocido si es que ha vivido inmerso en algún equipo de ventas, pero efectivamente en ciertos períodos es común y es una realidad cuando nos enfrentamos a un equipo compuesto por algunos vendedores desmotivados y otros de baja calidad profesional.   Lamentablemente esta combinación es contagiosa y muchas veces termina por destruir el equipo del cual formamos parte. 

Frente a esta situación se nos presenta el problema de que debemos hacer, para ayudarlos y convertirlos rápidamente en un equipo comprometido, entusiasmado y con mentalidad ganadora, tarea que a primera vista no es fácil. 

La experiencia hoy me dice que lo que hice en esa oportunidad es lo correcto y me refiero a que debí concentrarme en cada componente del equipo, invitarlos a reuniones individuales para conocerlos de manera privada, escucharlos, trabajar con ellos y juntos encontrar su motivación en ventas. 

La siguiente acción fue realizar reuniones grupales de enfoque motivacional, en forma diaria, con una duración de no más de 30 minutos, durante dos semanas, en las que debí estar siempre muy atento para ir observando las reacciones de cada vendedor en estas reuniones. 

En total fueron 3 días de reuniones individuales más 10 días de reuniones grupales, que me permitieron avanzar y tomar otra decisión, porque al fin de estos 13 días algunos aún continuaban sin lograr su motivación en ventas y la mala actitud, por lo que mi decisión fue  reemplazar a 3 de los 20 vendedores, para lo cual desvinculé a los negativos, que no aportaban nada al equipo y porque no me quise correr el riesgo que contagiarán nuevamente a los que ya había logrado potenciar. 

Hoy puedo asegurar que esta decisión más la incorporación de “sangre nueva” permitió que el equipo se re-potenciará, sus integrantes volvieron a trabajar más tranquilos, sus resultados mejoraron, cambio radicalmente la actitud y todos comenzaron a ver sus sueldos aumentados por sus mayores ventas y se recuperó la motivación en ventas. 

Esta historia es una de tantas que me tocó vivir y gracias a que supe rodearme de buenas personas, salimos airosos de este desafío.  Todo esto gracias a la voluntad del equipo, a las buenas personas que había dentro de él y a mi decisión de cambiar a 3 integrantes, donde fue clave el rápido Reclutamiento de Personas que se integraron al equipo… Una historia que tuvo realidad en el año 1985 y se que es una situación que en el tiempo se repite.

  • Por favor déjame tu comentario en el recuadro de más abajo, sobre este artículo que acabas de leer.  Tu opinión es muy importante para mí, por lo que personalmente estaré contestando tus preguntas y comentarios.
  • 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Motivación en Ventas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s